• TCR SPAIN, NAVARRA: DOBLE VICTORIA PARA CUPRA E ISIDRO CALLEJAS

    TCR SPAIN, NAVARRA: DOBLE VICTORIA PARA CUPRA E ISIDRO CALLEJAS


    Publish In: Competición
  • TCR ESCANDINAVIA, MANTORP PARK: TRIPLE TÍTULO PARA CUPRA

    TCR ESCANDINAVIA, MANTORP PARK: TRIPLE TÍTULO PARA CUPRA


    Publish In: Competición
  • TSOLOV ES CAMPEÓN DE LA F4 ESPAÑOLA Y BARTER HACE UN HAT-TRICK EN NAVARRA

    TSOLOV ES CAMPEÓN DE LA F4 ESPAÑOLA Y BARTER HACE UN HAT-TRICK EN NAVARRA


    Publish In: Competición
  • NUEVO ALPINE A110 R: PRESTACIONES RADICALES

    NUEVO ALPINE A110 R: PRESTACIONES RADICALES


    Publish In: Renault
  • VICTORIA Y TÍTULO PARA UNAI DE LA DEHESA

    VICTORIA Y TÍTULO PARA UNAI DE LA DEHESA


    Publish In: Competición
  • NUEVO PODIO DEL EQUIPO SUZUKI IBÉRICA EN EL CAMPEONATO DE ESPAÑA DE ENERGÍAS ALTERNATIVAS

    NUEVO PODIO DEL EQUIPO SUZUKI IBÉRICA EN EL CAMPEONATO DE ESPAÑA DE ENERGÍAS ALTERNATIVAS


    Publish In: Competición
  • El Jaguar I-PACE ha disputado la penúltima cita del Campeonato de España de Energías Alternativas 2022: el Eco Rallye Bilbao Petronor

    El Jaguar I-PACE ha disputado la penúltima cita del Campeonato de España de Energías Alternativas 2022: el Eco Rallye Bilbao Petronor


    Publish In: Competición
  • ISIDRO CALLEJAS (VOLCANO) Y ALEJANDRO GEPPERT (TEO MARTIN MOTORSPORT) BRILLAN EN NAVARRA CON SENDAS VICTORIAS

    ISIDRO CALLEJAS (VOLCANO) Y ALEJANDRO GEPPERT (TEO MARTIN MOTORSPORT) BRILLAN EN NAVARRA CON SENDAS VICTORIAS


    Publish In: Competición
  • VICTORIAS DE AICART Y HERRERA, SÁNCHEZ Y ORTEGA Y TONI Y ADAY LUJÁN EN EL TERCER ECO RALLYE BILBAO PETRONOR

    VICTORIAS DE AICART Y HERRERA, SÁNCHEZ Y ORTEGA Y TONI Y ADAY LUJÁN EN EL TERCER ECO RALLYE BILBAO PETRONOR


    Publish In: Competición
  • EL NUEVO MASERATI GRANTURISMO

    EL NUEVO MASERATI GRANTURISMO


    Publish In: Maserati
  • ROVANPERÄ, CON SU TOYOTA GR YARIS RALLY1 HYBRID, SE CORONA COMO EL CAMPEÓN MÁS JOVEN DE LA HISTORIA DEL WRC

    ROVANPERÄ, CON SU TOYOTA GR YARIS RALLY1 HYBRID, SE CORONA COMO EL CAMPEÓN MÁS JOVEN DE LA HISTORIA DEL WRC


    Publish In: Competición
  • ALONSO-LÓPEZ Y SÁNCHEZ-VILLARRUBIA VENCEN Y CONVENCEN

    ALONSO-LÓPEZ Y SÁNCHEZ-VILLARRUBIA VENCEN Y CONVENCEN


    Publish In: Competición
  • VÍCTOR SENRA HACE PLENO EN GALICIA

    VÍCTOR SENRA HACE PLENO EN GALICIA


    Publish In: Competición
  • Rovanperä, con su Toyota GR YARIS Rally1 HYBRID, se corona como el campeón más joven de la historia del WRC

    Rovanperä, con su Toyota GR YARIS Rally1 HYBRID, se corona como el campeón más joven de la historia del WRC


    Publish In: Competición
  • Sabor más “dulce” que “amargo” en Navarra para el equipo Teo Martín Motorsport

    Sabor más “dulce” que “amargo” en Navarra para el equipo Teo Martín Motorsport


    Publish In: Competición
  • APRILIA REMONTA EN BURIRAM

    APRILIA REMONTA EN BURIRAM


    Publish In: Competición
  • El GP de España FIA Europeo de Camiones vuelve este fin de semana al Circuito de Madrid Jarama - RACE

    El GP de España FIA Europeo de Camiones vuelve este fin de semana al Circuito de Madrid Jarama - RACE


    Publish In: Competición
  • EL HISPANO SUIZA CARMEN BOULOGNE FORMARÁ PARTE DE LA EXPOSICIÓN “HYPERCARS 2. THE ALLURE OF THE EXTREME” DEL PETERSEN MUSEUM

    EL HISPANO SUIZA CARMEN BOULOGNE FORMARÁ PARTE DE LA EXPOSICIÓN “HYPERCARS 2. THE ALLURE OF THE EXTREME” DEL PETERSEN MUSEUM


    Publish In: Actualidad
  • NUEVO RENAULT AUSTRAL: AL VOLANTE DEL SUV TECNOLÓGICO DE LA « NOUVELLE VAGUE »

    NUEVO RENAULT AUSTRAL: AL VOLANTE DEL SUV TECNOLÓGICO DE LA « NOUVELLE VAGUE »


    Publish In: Renault
  • EL NUEVO MASERATI FUORISERIE DE JAIME LORENTE Y LA AUDAZ HISTORIA QUE INSPIRÓ SU COLOR

    EL NUEVO MASERATI FUORISERIE DE JAIME LORENTE Y LA AUDAZ HISTORIA QUE INSPIRÓ SU COLOR


    Publish In: Maserati

Cursos conducción


Más leídos

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterVisitas Hoy2278
mod_vvisit_counterVisitas Ayer5119
mod_vvisit_counterVisitas esta Semana12755
mod_vvisit_counterVisitas este mes26832
mod_vvisit_counterVisitas el mes pasado196977
mod_vvisit_counterTodas las visitas49008539

Tu IP: 3.215.190.193
Martes, 11 de Diciembre de 2012 21:17

De Bogotá a Cali

De Bogotá a Cali

La aventurera madrileña acaba de llegar a la capital de la Argentina, Buenos Aires.

Os presento a Fabián, para mi todo un personaje. Un profesional de la letra y de la imagen. Los mejores vídeos de viajes, los edita él. En ellos puedes ver todo lo que su ojo capta y lo tiene muy afinado. Dice que viaja muy lento, para poder darse cuenta de todo lo que quiere ver. Es parco en palabras cuando habla fuera del viaje, aunque le salen a borbotones cuando son escritas. Es un viajero atípico (al menos cuando le vemos fuera de su moto, en actos públicos) reservado, tímido… Pero con una gran dote de comunicación visual, las mejores presentaciones, las hace él. Le conocí antes que a ninguno, aunque él no me conocía a mi. Le seguía en su loco viaje “Salí a dar una vuelta” del que escribió un libro y dejó constancia en un montón de bellos vídeos. Con el tiempo conseguí verle en persona y al final, un día, me pidió que fuese la madrina de su segundo libro (que por cierto me gustó mucho) una novela basada en su viaje a India: Suraj

Fabián C. Barrio nació en el jardín de La Alameda de Santiago de Compostela (Galicia, España), donde Rosalía de Castro solía pasear entre camelias para buscar inspiración para sus poemas.

Nick (si lo tienes) y el porqué del mismo: Pues no. Bastante tengo con lo mío.

1- ¿Cuándo empezaste a viajar?

Hasta donde llegan mis recuerdos, mis padres -profesores los dos- esperaban, como un pájaro que vigila la llegada de la primavera, el primer día de vacaciones de verano con la caravana cargada a la puerta del colegio. En cuanto sonaba el timbre salíamos a recorrer mundo. Tendría unos siete u ocho años y había recorrido ya toda Europa, jugando con los Madelman en el suelo del coche, un Renault 12.

2- ¿Qué motos has tenido? Con cual te quedarías y por qué.

Empecé con una scooter realmente fea, de color rosa fluorescente, que compré para que nadie me la robara. Sin embargo, los tunantes fueron llevándosela por fascículos. Decidí pasar a las motos de marchas con la Suzuki Marauder, y con ella hice mi primer viaje larguísimo: de Madrid a Toledo, parándome a medio camino para que se enfriara el motor. Luego compré la Ducati Monster -que todavía tengo-. La decisión de compra la tomé tras veinte segundos conduciéndola. Me robó instantáneamente el corazón. La Fefa la compré de segunda mano y con ella di la vuelta al mundo. El fabricante se mostró tan despectivo conmigo cuando les pedí que me ayudaran a localizar una en buen estado, que nunca he reconocido marca y modelo. También he tenido el honor de pilotar una Triumph Tiger Explorer -de Madrid a Nepal- y una Explorer de 800 -de Florida al DF-.

3- ¿Con cuanto tiempo planeas los viajes, sabes cada paso que vas a dar, llevas los lugares donde vas a dormir ya preparados?

No. Llevo una ruta más o menos clara de los países que voy a atravesar, y normalmente planifico cada jornada para llegar a la siguiente ciudad más o menos abastecida. Si lo tomamos como un trabajo, la mayor deformación profesional del viajero es que siempre está alerta. Me resulta difícil caminar por una ciudad -especialmente si no es la mía- sin prestar atención a detalles infinitesimales: carteles de pensión, tascas baratas, espacios donde aparcar, monumentos inverosímiles, mercados pintorescos: todo ello es analizado constantemente en busca del ángulo para retratarlo, de la historia humana sobre la que indagar, de su precio. Créeme, la ruta se va haciendo ella sola, de alguna forma se diseña por si misma sin apenas esfuerzo. Viajar así conlleva un cierto sacrificio, porque te pierdes cosas, pero soy de los que no se obsesionan si no lo ven todo: así tienes una excusa para regresar. También he desarrollado una especie de sexto sentido para localizar hostales en lugares inverosímiles. Lo cierto es que el alojamiento es el menor de los problemas y, de hecho, sólo en un par de ocasiones he tenido dificultades para encontrar dónde dormir. Por ejemplo, en India solían decirme que el hotel estaba completo porque los recepcionistas tienen que presentar unos detallados formularios cada vez que alojan a un extranjero, y se ve que les daba pereza.

4- La eterna pregunta….¿solo o acompañado?

Cuando viajas solo eres responsable único de tus fracasos, y tú mismo padeces las consecuencias: si el hotel en el que pasas la noche es una mierda, lo has elegido tú y tú eres el que va a pasarse la noche aplastando cucarachas. Si en el restaurante en el que te detienen sólo te dan bazofia, pues te la tragas sin intoxicar a nadie. Sólo concibo viajar cuando lo haces con alguien con quien te compenetras al cien por cien. A falta de candidaturas, seguiré viajando solo. De todas formas, viajando en moto jamás estás solo. Sólo tienes que sentarte y esperar.


5- Que te llevas siempre que nunca usas en tus viajes

Casi nunca uso las herramientas que llevo, siempre aparece un tío que tiene unas mejores.

6- Viajes cortos (qué es para ti corto) o largos (ídem)

Un viaje ideal tiene una duración de seis o siete meses. Al final del proceso te has hastiado y sólo quieres volver a casa para retomar tu relación amorosa con el sofá. Pero, al mismo tiempo, has podido vivir experiencias inolvidables, has podido cambiar por dentro, se ha inoculado en ti el veneno de los largos viajes, y has podido vivir instantes que justifican una vida entera.

7- ¿Viajarías así si tuvieses familia?

No veo por qué no. Es inevitable poner a la familia como excusa, pero plantéate lo siguiente, de un modo serio y responsable: ¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿que tus hijos aprendan muchas cosas? ¿que se empapen con otras culturas? ¿que su mundo se ensanche?

8- ¿Por qué en moto?

Esta es la típica pregunta de alguien que no monta en moto. En la moto, cuando hace frío te hielas, cuando hace calor te abrasas, cuando llueve te empapas. Sientes los olores, los colores del camino, estás pendiente de cada átomo de asfalto. Y la gente se te acerca mucho más, todos quieren saber a dónde vas y de dónde vienes. Además, está la comunidad motera, presente donde quiera que vayas, siempre dispuestos a conocerte y a brindarte su hospitalidad. Es un vehículo idóneo para viajar, la verdad.


9- Tus proyectos

No soy mucho de desvelar qué voy a hacer a continuación. Primero, porque no lo tengo del todo claro, pero sobre todo porque es inevitable que muchos proyectos extravagantes como los míos pinchen casi antes de nacer y no quiero crear falsas expectativas.

10- Qué es lo que no has vuelto a hacer desde que volviste del primer viaje.

Mentiría si dijera que no he vuelto a un centro comercial, porque lo cierto es que me he visto en la obligación. Pero sí es cierto que ahora me provocan una urticaria que antes no estaba ahí.

Facebook de Fabián

La aventura que está viviendo ahora Fabián por América del Sur: Maniumbi

Martes, 11 de Junio de 2013 20:24

Avila recibe a la viajera

El viernes 8 de junio la periodista madrileña fue recibida en la ciudad amurallada de Avila. En la puerta del Ayuntamiento, donde la esperaban unos seguidores que la acompañaron hasta la sala donde el alcalde, Don Miguel Angel GarcÌa Nieto y otros funcionarios, le dieron la bienvenida, ofreciéndole un bonito libro sobre la región abulense.

Jueves, 12 de Diciembre de 2013 19:12

Alicia Sornosa comienza su nueva aventura en Sudamerica

La viajera española, Alicia Sornosa comienza su nueva aventura en Sudamérica que la llevará a recorrer más de 7.000 kilómetros por Argentina, Chile y Bolivia.

Miércoles, 12 de Diciembre de 2012 22:48

Alicia Sornosa: el dia que salí de Cali. (UFF!!)

En el Taller de Nando, apretamos la cadena y endurecimos la precarga de la direccción (ahora no llego casi al suelo, lo que me está dando problemillas).

En la primera gasolinera rellené el tanque y me dispuse a disfrutar de unas largas rectas entre campos de caña y maíz. Precioso, el sol lucía y en mi casco escuchaba a Radio Head. Pero antes de llegar a Popayán comenzaron a suceder cosas. Tal vez por que iba pensando en nada, tal vez por que no escuchaba un abejorro ensordecedor delante, o detrás. Tal vez … la cuestión es que de pronto la carretera estaba cortada, una larga hilera de autobuses uno detrás de otro esperaban pacientes a poder continuar por su carril, parecían elefantes atados de trompa a cola, gigantescos, impasibles, mientras las pequeñas motos como avispas zumbaban entre ellos, avanzando paralelas a la ristra de elefantes esperando su turno. Yo no iba a ser menos avispa, y aunque más bien parezco una abeja cargada de polen, subí la carretera al lado de los gigantes, varios kilómetros de atasco.


De pronto se confunden los que suben con los que bajan y la carretera se colapsa. No queda asfalto para continuar subiendo, pero miro a mi derecha y veo que el arcén de hierba está despejado. Ante la atónita mirada del vendedor de maíz asado, paso y acelero, en un momento estoy 300 metros por delante del tapón. Paro a preguntar qué es lo que está pasando:
” Los indigenas, que se quejan al gobierno han tapado la carretera atravesando unas mulas (camiones) y poniendo piedras para que no pasemos", me comenta un conductor de camión con brakets en los dientes y una divertida sonrisa; ahí nadie está enfadado. Pregunto si tienen razón, si esas tierras que reclaman los indios son de ellos…nadie me contesta con claridad, tienen miedo a decir lo que piensan.

Continúo entre los camiones, vendedores ambulantes que hacen de esta protesta su pequeño día de negocio.
"llevamos aquí desde las siete de la mañana (son las once), y no nos hemos movido aún, te vá a tocar esperar", me dice otro al paso lento de mi Descubierta.
Por fin y tras casi atropellar a unos cuantos despistados por el verde arcén, llego a primera línea donde un policía levanta la mano y me hace la señal de “pare”. Me miran con curiosidad y me preguntan que dónde voy. El enjambre de motos-avispa está deseando salir zumbando. Tras unos minutos, por fin, un policía se sube a otra de las avispas con una luz azul y dice que le sigamos. Comenzamos a subir el puerto esquivando hogueras y piedras, el poli no pasa de 60 km/h, todos estamos impacientes por adelantarle, miro por el retrovisor y los camiones-elefante se acercan poco a poco. Al rato, todos empiezan a adelantar al poli, yo: “donde fueres haz lo que vieres” y le dejo allí hasta que desaparece de mi espejo.

Cuando creo que ya ha terminado todo me encuentro de nuevo en otra “emboscada”: furgonetas blindadas del ejército, unas con una pala a modo de quita-nieves, otras llenas de soldados. Me vuelven a detener y me piden (de no muy buenos modos) que me orille. Yo refunfuño diciendo entre dientes que mi abeja cargada de polen no es tan fácil de mover como las nerviosas avispas. grrrr. Me echo a un lado y veo como trabaja la pala quita-nieves que se ha convertido en pala quita-piedras gigantes. Al rato, volvemos a salir. A los pocos metros, otro obstáculo más. Esta vez es un enorme trailer con las ruedas, las doce, pinchadas, entre un hueco y otro, consigo que con la ayuda de un policía, que mi moto pase sin atascarse. Le pregunto que si hay más barricadas, me dice que ésta era la última; al preguntar de nuevo por el tema estrella “las tierras que reclaman los indígenas” obtengo una sonrisa por respuesta.


Entre hogueras, piedras sueltas y barro seco continúo subiendo el puerto. Las casas de colores, los gallos y gallinas en el arcén, los campos de cultivo en escalera, el verde y las palemras me recuerdan a los puertos etíopes. De pronto un cartel que avisa que el firme no es muy firme, me pone en alerta, toca hacer off road, cada 300 metros el asfalto desaparece durante otros tantos metros. Otros, hay escalones invisibles que me hacen cerrar la boca de golpe, otros son agujeros profundos como pozos. Así, entretenida voy haciendo kilómetros.

Llego a Popayan y le digo a mi fiel GPS que me lleve a ver la catedral, pero está tan despistado como yo y me mete por un barrio humilde, con callejuelas con “topes” que cada vez que paso sobre ellos y oigo el “clon” del guarda-cárter me da una rabia.. Al final, una calle que según GPS tiene salida, está cortada. Tengo que dar la vuelta, aprovecho una rampa de azulejos y…plas! al suelo. Ahora con la suspensión más dura va muy bien, pero no llego al suelo y si hay una inclinación del suelo… Pido ayuda a unos muchachos que no me hacen ni caso y un señor de una casa, en calzoncillos, sale para ayudarme. Me dice que me vaya de ahí, que me pueden robar (ja! a quien se lleve mi moto sin caerse, le doy un premio, pienso descarada para mis adentros). He perdido mucho tiempo, ya no veo la catedral y me voy rumbo a Pasto.
Tras subir y bajar otros pequeños puertos llego a un peaje, Lo bueno de Colombia es que las motos no paga; lo malo, es que hay que pasar por un estrecho pasillo entre muretes. Ya lo veía yo viendo desde hace unos días y como hoy tengo el día tonto que echo de menos al abejorro veloz que me acompaña, voy escuchando a Rafio Head y estoy en fase de “tal vez”, pues me despisto y una de las maletas golpea a mi paso contra el muro , me atasco y se me cae la moto hacia la derecha. La pierna se queda atrapada, pero no mucho, gracias a mis maletas de SW-Motech que me montó 2TMoto, el hueco es suficiente para que no me aplaste. Pido ayuda a los de la garita del peaje que hacen caso omiso. Al final viene un chico hablando por el móvil, tranquilamente.
  Oye, le digo, que tengo la pierna aplastada, ayuda hombre!;   deja el móvil.
El viene tranquilo, cuelga, sonrie y me ayuda a desencajar la moto a la vez que me dice:
"despasio, que ahí se puede volver a dar usté".
Pues nada, continúo camino y veo como en una hora no queda sol. Me paran los militares tras una hora de curvas. Parece que por fin llegan las rectas, estoy en un llano, pero esto está alto (lo sé por los árboles).
-"De donde viene usté?
_De España_
_Cuánto tiempo lleva en la moto?
_Un año y dos meses_
_¿Va sola? He visto otras motos como ésta pero siempre varias juntas, nunca una mujer sola ... ¿No tiene miedo?
_Si, voy sola, no, no tengo miedo, ¿No están ustedes para protegerme en el camino? pues eso, de miedo nada.
El militar satisfecho por el cumplido me deja ir, no quiero que se me haga de noche, pero va a ser inevitable.
Y de nuevo comienzo a subir un puerto, la noche se abalanza unos minutos antes sobre el paisaje gracias a unas nubes negras que comienzan a descargar. Menos mal que llevo el traje de agua encima, que ya me lo imaginaba yo esto. Sigo escuchando a Radio Head (debo llevar mil veces escuchado este LP) sigo pensando en el abejorro que no aparece por ningún lado ya. Sigo con mis tal vez en la cabeza.
Subo, bajo, subo y bajo, curva cerrada a la derecha, a la izquierda, curva tipo rotonda, curva de tercera amplia…voy mirando el GPS que de ponto le dá por apagarse y encenderse solo. Mi media es de 40 km/h, adelanto a los camiones que durante unos segundos alumbran mi camino, está todo muy oscuro, presiento las enormes piedras que flanquean el camino. Veo unas luciérnagas ¿rojas?, no; son los ojos de un perro que pasa silbando a mi lado, ufff, no veo un pimiento y si voy más despacio, me caeré por falta de velocidad…aún me quedan 75 km de curvas, esto es inacabable.
Pero todo se puede complicar más, mucho más. Entro dentro de una nube. Lo que me faltaba, niebla.
Me pongo de pie y así veo mejor, curva, camión, curva, negrura y más curva. Algunas tienen pintada la linea amarilla en medio de la calzada, la cual sigo como un topo. Otras nada. A veces los camiones me alumbran, otras me deslumbran. La niebla me hace ser un topo (esto ya lo era antes) pero con cataratas. Así que yo, el topo con cataratas subida en una abeja con las patas llenas de polen, avanzamos lentamente hasta que por arte de magia, salimos de la nube. Una vez en tierra firme y ayudada por el reflejo en el suelo empapado de mi luz y de las reflectantes señales veo Pasto, al fondo, lleno de luces en una ladera al lado del volcán que aún está activo.
Pregunto la dirección a la que voy y el mensajero (que se saben todas las calles) se ofrece a que le siga. En unos minutos estoy delante de la casa de las personas que me acogen hoy.Ttengo que subir la moto a la rampa y ... pataplás, otra vez en el suelo, jajaja, han sido tres, hoy tres…pero creo que o me crecen las piernas, o esto es el comienzo de una nueva costumbre en mi: besar el suelo allá donde voy.

Martes, 29 de Enero de 2013 09:14

ALICIA SORNOSA: De Chile a Argentina en zig-zag

Por fin la aventurera se pone en marcha tras la caÌda sufrida hace diez dÌas en una bancada de arena del desierto de Atacama. Aún con el pie izquierdo hinchado, Alicia se puso las botas de montar y salió rumbo al sur. El primer tramo acompañada de otros españoles “Van dos en Moto” que viajan desde Lima a Ushuaia en sendas Yamahas Tenerés, con ellos y su amigo Andrés Pérez (Guía de motos en estos dos países) como asistencia, cruzaron el por el paso de Jama, pasando de estar de 37 grados  a 1,5 grados y nevando en dos horas.
“De pronto se veía todo blanco, pensé que era la sal que llegaba hasta aquí, pero el frío nos advirtió de que era nieve. Luego niebla, viento y un descenso rápido de temperatura nos pusieron alerta. Además había un 4x4 que había dado dos vueltas de campana y fuimos a socorrerlos”

Tras el paso de Jama y la frontera con Argentina, nos dirigimos hacia el este para tomar la mítica Ruta 40. Aunque esta ruta está ya en su mayorÌa asfaltada, las fuertes tormentas hicieron que los ríos se desbordaran, teniendo que vadearlos a su encuentro. La viajera ha disfrutado de las pistas de off road que aún ofrece esta carretera.  Más adelante en Salta, los viajeros se separaron ya que Alicia necesita reposo cada poco tiempo por la lesón en su  pie.

“De llevarlo todo el día hacia abajo, se me hincha más y necesito parar en algún lugar para descansar, por otra parte, esto me está dando la oportunidad de conocer bonitos pueblos y la amabilidad de las gentes argentinas”

Hoy retoma rumbo al sur, para pasar por la capital de Chile, Santiago, previo paso por uno de los puertos más espectaculares, el de Aguas Negras, si los derrumbes por las lluvias no han tapado la carretera.

Más información: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Tno. +34 629212019
Visita su web: www.aliciasornosa.com
Síguela en twitter: @aliciasornosa  
Síguela en Instagram: aliciasr   

Viernes, 17 de Enero de 2014 21:53

Alicia Sornosa homenajeada en Tarija (Bolivia)

Reconocimiento en el Consejo de Tarija.

Miércoles, 28 de Octubre de 2015 19:34

Concentración moteros (Alicia Sornosa)

Desde la Asociación Internacional de Ayuda al Motociclista, de la que formo parte, te ruego la máxima difusión en tu medio de comunicación de la concentración que tendrá lugar el próximo domingo 1 de noviembre.
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Próximo > Fin >>
Página 1 de 9
Me gusta esto


Pruebas en CPB